08 julio, 2010

El resentimiento


A menudo en nuestras vidas nos dejamos llevar por el resentimiento...

Y es bien cierto que a veces es muy difícil evitarlo, pero podemos llevar siempre esta mochila, sin que nos cause un daño aún mayor que aquel por el cual la portamos ?

Que nos provoca el resentimiento ?

Alguien que nos trató mal, algún acontecimiento especial, un altercado, una situación desafortunada cualquiera, una pasión...o la vida misma.

Y que es el "resentimiento"?

Una primera respuesta es "un sentir profundo vinculado al rencor", "Un profundo dolor no superado", "una actitud de rebeldía y rencor contra la vida misma"...

Un desaire no superado...

Una respuesta a la ingratitud...

Pero, por más justos que sean los sentimientos heridos, el no superarlos nos encierra en una situación vinculada a la depresión , de enfado constante, de sospecha y hasta de paranoia...

No hay otra solución ante el daño ya causado, la herida ya abierta, o el desaire consumado que liberarse de esa necesidad de revancha.

Aceptar que la vida nos abre muchas otras puertas, que quien nos hirió quiza no intentó hacerlo, que nosotros mismos cometemos muchas injusticias hacia otros y las obviamos...

Trabaja con tu intelecto, modera tus sentimientos, calma tu espíritu...

Trata de involucrarte en una tarea o actitud superadora que libere tus pensamientos de revancha y odio...

No es fácil...pero es el camino a intentar.
Como todo lo bueno y lindo alguna vez termina, todo lo malo también...

Rodolfo.
.

"El odio es un borracho al fondo de una taberna, que constantemente renueva su sed con la bebida." Charles Baudelaire

6 comentarios:

Ricardo Tribin dijo...

Tocas querido Rodolfo un tema muy pero muy interesante y ello es el del resentimiento.

Te felicito por esta magnifica entrada y te dejo un abrazo.

AdA... dijo...

¡Qué manera más hermosa de añertarnos!

¡Qué buen y cariñoso consejo!

No es fácil,no... pero de antemano ya sabíamos que lo fácil, lo que se sirve gratis es la tentación (cual gancho o anzuelo) y a veces, también es sabido, lo caro que sale, después, si llegamos a caer... "Lo que nos cobramos, no llega nunca a cubrir ni en lo más mínimo los gastos"

UN beso...

RECOMENZAR dijo...

bellas palabras siembras para que nosotros leamos y mientras te leo bailo con las tuyas al compaa de un tango

Rodolfo N dijo...

Ricardo:
Agradezco,como siempre, tu palabra tan calificada.
Un abrazo


Ada:
Que manera tan cariñosa y gentil de comentar,querida amiga.
Besos.

Mucha:
Que linda resultará la lectura entonces...
Besos,muchos

RosaMaría dijo...

Una reflexión muy acertada. Qué difécil es luchar con emociones tan intensas, pero si se vencen una vez luego ya las tenemos domadas. Sabias palabras las tuyas. Un abrazo.

Rodolfo N dijo...

Rosa María:
Gracias por tu visita amiga.
Un abrazo!