06 agosto, 2007

Mobbing

Segun datos aportados por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo de Argentina, durante el año 2005 se registraron casi 600.000 casos de enfermedades laborales, y este número aumentó durante el año 2006 y 2007.
Esta situación afecta a casi el 10% de los trabajadores activos, y parte importante de estas afecciones se original en el maltrato laboral, las condiciones inadecuadas de labor, el aumento de la cantidad de trabajo por persona.
Este problema es mundial y, como todo actualmente, está globalizado. El nombre que ha dado en llamársele a estas afecciones es "Mobbing" provocados por sistemas perversos de trabajo.
Mobbing es toda acción que conduzca a producir miedo o terror en el área laboral.
En el ámbito tribunalicio es alarmante como aumenta día a día el grado de personas que tienen que acudir a tratamiento psicológico.
A las múltiples presiones de la vida diaria, se suma esta irresistible presión por persecución, intimidación, cambio habitual de habitat, etc.,que provocan en el sujeto, en el trabajador, una sensación de terror o pánico, prolegómeno de paranoias y otras consecuncias altamente traumáticas.
La cultura de la agresividad y la violencia se ha afincado entre nosotros. Es un "modus vivendi" que ha desarrollado dinámicas perversas de acoso y por la cual los mas fuertes imponen sus criterios
Y en el lugar de trabajo, donde el individuo pasa buena parte de su vida, este padecimiento lo perturba y hace que afecte el resto de su vida de relación.
La legislación debe adecuarse para evitar estos despropósitos, y así se han sancionados una serie de leyes antidiscriminatorias y que penalizan el acoso cualquiera sea, y en algunos fallos ya se ha definido con precisión el "mobbing" sindicándolo como "la repetición de comportamientos hostiles, técnicas de desestabilización contra un trabajador que desarrolla como reacción graves problemas psicológicos duraderos, es decir que, se trata de un proceso destructivo sutil que puede llevar a la discapacidad permanente (del voto del doctor Lutz).
Esta es una verdadera epidemia del siglo XXI, y nos corresponde, consecuentemente, arbitrar los medios para afrontarla desde la justicia y desde todos los ámbitos donde se producen relaciones de poder que puedan menoscabar la valoración del ser humano.
.

Rodolfo
08-07




13 comentarios:

Anónimo dijo...

Este tema es lamentablemente muy común ya, es necesario evitar los abusos.
Un abrazo.
Juan

glauca dijo...

Está claro que el aumento de enfermedades laborales aumenta, sin embargo no puedo evitar hacerme algunos interrogantes como por ejemplo:
acaso tiempo atrás no existía maltrato laboral? las condiciones eran las más adecuadas para todos y cada uno de los trabajadores? éstos disponían de un descanso más idóneo? las condiciones de seguridad eran más fiables?...y podríamos seguir.
Entonces a qué viene tanta enfermedad derivada del trabajo, no será que poco a poco las personas nos estamos haciendo menos resistentes y sucumbimos facilmente ante la menor adversidad??.

Y sí, ciertamente el día que se ataje esta "epidemia" todos iremos felices a trabajar, aunque creo que tampoco deberíamos olvidar el poder hacerlo cada uno en aquello que realmente le guste pues muchos de los stress y depresiones tienen ahí su origen


disculpas por tan larga reflexión.
Un abrazo

david santos dijo...

Buen trabajo. Trabajo que hace merecer una buena reflexión.
Muchas gracias por hacerlo.

Rodolfo N dijo...

Anónimo:
Es mu cierto lo que decir


Glauca:
Gracias por tan atinada reflexión.
El tema da para mucho...
Besos.

David:
Gracias por pasar por aqui, y compartir esta reflexión
Un abrazo

La Revolución de las Costillas dijo...

En Chile se está tratando de promover una ley que regule esta situación que ha existido siempre, pero ahora tiene nombre (y nombre gringo para variar!).

En fin, se han mostrado casos impactantes de abuso laboral, porque ya es más que un simple acoso, lo más increíble y lamentable, es que los afectados no hallan podido hacer nada durante años contra estos ataques, ya sea por miedo a perder su trabajo o, simplemente, porque la intimidación es tal, que se han bloqueado.

Rodolfo N dijo...

Karolina:
Me alegro que se trate el tema, y por supuesto, siempre tu opinión.
Besos

Maria Rosa Golia de Gencarelli dijo...

La cultura de la agresividad, lamentablemente superar las barreras del trabajo y llega también al ámbito escolar, donde es frecuente ver a niños y adolescente imitar posturas sociales de adultos... que causan miedo realmente. Es un tema serio y complejo, pero que lo has abordado con total entendimiento por tu profesión.
Mis felicitaciones por el post.

Mi blog... en ayuda de las victimas de negligencias medicas (aquellos que, como mi padre, padre, esposo y abogado, quien a los 68 años le truncaron la vida)
http://drgoliamiguel.blogspot.com/

Rodolfo N dijo...

Maria Rosa:
Gracias, vos sabras comprender bien el enorme problema de que hablamos.
Un beso

cheqa dijo...

y qué dice la legislación laboral argentina respecto a los derechos laborales?? se cumplen realmente??
en ecuador es nefasto... nadie conoce esas leyes y cumplirlas? eso es como de otro planeta..

abrazos laborales desde mi cheqa..

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Eso sin considerar el gran subregistro que existe en estas materias.

Rodolfo N dijo...

Checa:
Se le da importancia pero no la suficie nte.
Un abrazo amiga y me alegro que hayas vuelto



José Luis:
Desde ya, hay muchas otras materias y falencias.
Un abrazo

*Mariana* dijo...

esa es una de las consecuencias de la globalizacion y la alta competencia. Las empresas deben hacerse cada vez mas eficientes, para lo que explotan a sus trabajadores exigiendoles que casi actuen como robots y olvidandose que son personas.

Lamentablemente es una realidad de paises como los nuestros y queda mucho para superarlos

abrazos

*m@n4*

Rodolfo N dijo...

Mariana: Tan cierto, pero si se quiere, se puede.
Besos