14 julio, 2006

Cinismo

El vocablo cínico actualmente se connota como un insulto. Identifica generalmente a la persona cruel, descarada, impúdica.
Y sin embargo filosóficamente expresa una de las líneas de pensamiento mas radicales y profundas.
Importa un estilo de vida , una forma de entender la vida en sociedad , una forma del pensamiento que procura alcanzar la felicidad con conductas sabias y ascetas. Un rasgo particular es el valor que dan a la ascesis. Buscar la autosuficiencia, la libertad, y el vigor necesario para enfrentar las contingencias de la vida.
De allí que se los vincule con los estoicos. Conocer los avatares existenciales, y buscan fortalecerse para superalos
En la antigua Grecia, Antístenes transmitía sus enseñanzas en un lugar llamado Cinosarges, (perro blanco), de allí se originaría la palabra "Cínico". Los adherentes a esta escuela de pensamiento, tenían una idea radicalizada de la libertad, y su desparpajo y desapego a las tradiciones y modos de vida vulgares, los diferenciaban del resto de las personas.
Otros encuentran su origen en la palabra "kínico", comparando su comportamiento con los perros.
Está comparación viene por el modo de vida elegido estos personajes, por su idea radical de libertad, su desvergüenza y sus continuos ataques a las tradiciones y los modos de vida sociales.
Surgió también como respuesta cultural a la crisis que se vivía y expresaban con su actitud, la rebeldía y el descontento y una forma particular de buscar la paz y la felicidad. Para ello se epreparaban y tenían un sistema de vida que requería un comportamiento firme para afrontar las transgresiones permanentes al medio en que vivían.
Buscaban liberarse de ataduras morales y sociales, aún soportando la discriminación y la pobreza extrema. Recreaban la naturaleza animal , autosuficiente, sin normas y con un comportamiento riguroso tanto físico como mental, que le permitía acceder a la felicidad, sin sometimientos culturales, y libres de la alienación social imperante.
Un exponente de esta escuela es el célebre Diógenes Laercio con sus actitudes provocativas y temerarias. Cabe recordar la anécdota de Alejandro Magno cuando, como premio a su actitud de no correr o escapar a su presencia temida, le ofrecio obsequiar a Diógenes lo que quisiera, y éste respondió con un provocativo "simplemente no me ocultes el sol"...Tambien se habla de la respuesta que le dió el oráculo de Delfos, a Diógenes, de invalidar la moneda y esto fue tomado por la escuela como una forma de invalidar valores sustentados en la época .Enfrentar la vida con fortaleza y priorizando fundamentalmente la libertad en todas sus formas.No importaba el escándalo o la transgresión, importaba llegar a la felicidad por vía de la libertad.Desdeñaban las nacionalidades . Provocaban continuamente a la sociedad establecida defecando en público, salivando a la gente, promoviendo el incesto, pero tambien dando valor sagrado a la libertad.
Visionarios de universalismo, desconocían las normativas locales. Su aparente desverguenza (anaideia) y la aceptación de la comparación con los perros eran formas de reaccionar y rebelarse. Libertad, independencia, autosuficiencia, templanza, valor, son algunos de sus valores, y ellos le servían para superar situaciones extremas.Como poco tenían, poco tenían que perder , lo que les daba esa libertad de expresión y de accionar típicos de su vida frugal.
Su ideal era la imperturbabilidad (apatheia) , es decir evitar y superar con simpleza las perturbacionesdiarias. Ser indiferentes, fuertes, sabios, ante el dolor y la adversidad.La prioridad , lo fundamental: alcanzar la felicidad valiéndose de uno mismo...

6 comentarios:

GUINEVERE dijo...

Sí, de acuerdo. Ayer investigando sobre el tema me encontré que no sólo se considera un concepto filosofico, sino que además significa arrogancia al hablar, desverguenza, hasta grosería.

Yo me he considerado siempre algo cínica. No lo veo como algo de lo qué me sienta orgullosa, por supuesto. Trato de mejorarme, de verdad, snif, snif...

Pero analizando tu descripción, sobre todo en este punto,

"Su aparente desverguenza (anaideia) y la aceptación de la comparación con los perros eran formas de reaccionar y rebelarse. Libertad, independencia, autosuficiencia, templanza, valor, son algunos de sus valores, y ellos le servían para superar situaciones extremas."

los griegos les daban el mismo enfoque a la palabra SARCASMO. Se les comparaba como perros rabiosos. Joer, que yo soy muy sarcastica y ahora imaginarme como un perro como que no me gusta para nada. Pero esa comparación que hacen es correcta pues los perros son seres libres, autosuficientes (sobreviven hasta en las calles) y valientes.

Gracias

ruth iara dijo...

Querido Rodolfo!

És muy apropriado lo que escribes e siempre se quedará em buena hora estas tuias palavras.
En algunas cosas no concordo com los cínicos como este ato de defecar en público.Es una cosa horible, más hace parte del processo cultural dese moviemento cuando nadie es perfecto en la vida. Me gusta mucho la higiene. En otras atitudes penso que los cínicos están muy ciertos y la contribuison para la humanidade no deve ser olvidada jamais. Me gustam mucho los cínicos, especialmente lo querido Diogenes que buscava ombres com su lampión, con su faro... e tanto que me siento quase una cínica en estes casos de cinismo filosófico.
Pero soy a favor de cuidados con nossotros. No eses mismos cuidados que nos ditam las regras sociales exatamente, pero cuidados sí.

Maravilhoso lo que escribes!
Perdon por esse pobrezito Español con pretenciones de melhorar!
Besos y hasta luego, mi amigo!

Rodolfo N dijo...

Guinevere:
Gracias por el aporte
Cariños



Ruth:
Ante todo es mejor tu español que mi portugues.Se entiende perfectamente lo que decis!
Tenes razón en lo que afirmas, todo hay que tomarlo adecuado a las circunstancias de tiempo y lugar.
Besos y gracias por pasar.

Ciro Estrada Lechuga dijo...

Todos somos un poco cínicos, o hemos sido cínicos en algún momento de nuestras vidas. Creo que una dosis de cinismo es sana. Soy cínico, pero soy feliz, esa debe ser la máxima absoluta de quienes han hecho del cinismo una forma de vida. Porque si no se es feliz, entonces mal logrado ha sido el cinismo que entonces resulta estéril, vacío, hipócrita.

Un placer leerte. Verdaderamente extrañaba este mundo virtual. Saludos!

Rodolfo N dijo...

Ciro:
Un placer verte nuevamente por aqui.
Gracias y un saludo, hermano

Carlos dijo...

El cinismo, como movimiento transgresor, tiene sus excesos. Sin embargo, como escuela filosófica, deberíamos esforzarnos en comprenderla y seguirla.
Ya me gustaría a mí poder decir que soy cínico. Hace falta mucho valor solo el intentarlo.
Te visito por primera vez de la mano de Ciro, y es tu primer post que leo, visto lo cual me imagino que me verás por aquí más amenudo.
Un saludo desde España.